viernes, 20 de diciembre de 2013

LESIONES INSÓLITAS: LA TABLA DE STENSGAARD


Con anterioridad, en este blog ya he narrado las lesiones que algún que otro algún guardameta ha tenido y no precisamente en el terreno de juego. Una de las más llamativas que han pasado por esta bitácora fue la de  Santiago Cañizares, que en el Mundial de Corea y Japón se produjo con un bote de colonia en el tendón de un pie, impidiéndole así tomar parte en la competición, Otra no menos curiosa fue la de de Busquet -progenitor del actual jugador del Barça- que al manipular una plancha encendida se le cayó, y ni corto ni perezoso hizo una espectacular estirada atrapándola al vuelo, lo que le produjo quemaduras importantes en las manos, lo que le impidió participar con el equipo durante un tiempo.

A estas  hay que añadir la del danés Michael Stensgaard que fue también de ámbito familiar. Stensgaard custodió la portería del Liverpool, Hvidovre, Copenhague y Southamton.

Todo un amo de su casa, se dispuso a plancharse unas camisas. Al terminar su faena, ordenado él, procedió a  plegar y guardar la tabla de planchar en su lugar correspondiente. Con tan mala fortuna que al hacerlo de una forma tonta se hizo daño en el hombro. Aquella molestia acabo siendo una lesión importante y nunca se pudo recuperar de aquel incidente. El guardameta desgraciadamente tuvo que abandonar el fútbol.


Un triste final para una tonta lesión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario