martes, 16 de abril de 2013

BALLOTTA, DE ABUELO CANCERBERO A VETERANO GOLEADOR


Muchos se preguntaran el porqué de la longevidad de los guardametas. Normalmente son los que más años de fútbol ostentan en las canchas, llegando incluso a coincidir alguno con los hijos de sus compañeros, como fue el caso del fantástico portero argentino Amadeo Carrizo. 

Muchos sobrepasan la cuarentena bajo los palos. La agilidad que puedan perder con la edad, la compensan con creces con la sobriedad y colocación que le dan sus experiencias adquiridas a lo largo de los años bajo palos.

Es el caso del siguiente personaje: Marco Ballotta, que además de jugar en Italia hasta los 44 añitos se caracterizaba por su calvicie, lo que le proporcionaba la apariencia de tener más edad que la que en realidad tenía.

El bueno de Marco jugó hasta en diez equipos italianos, en el San Lazaro, Modena FC, AC Cesena, Parma FC, Brescia Calcio, Reggiana, SS Lazio, Inter de Milán, Modena FC, Treviso FC, volviendo otra vez al SS Lazio para colgar los guantes a la tierna edad de 44 años, como ya hemos dicho anteriormente.

La imagen que nos deja es la del abuelo de la mayoría de los jugadores y por si esto fuese poco en la actualidad juega en el Calcara Samoggia de la Octava División italiana. Y curiosamente, no lo hace de portero, sino de delantero centro, para así continuar su pasión por el fútbol, pero en esta ocasión perforando las redes rivales. El 3 de abril del presente año cumplió 49 años. ¡Todo un personaje!

No hay comentarios:

Publicar un comentario